Seleccionar página

El invierno y las olas de frío polar vienen acompañados año tras año de su inseparable amiga: la gripe. Y es que no es de extrañar que en lo que llevamos de invierno hayas cogido un catarro (o dos), la congestión nasal no te deja ni dormir, tu cuerpo está fatigado…

El descanso es primordial para mejorar estos síntomas, pero si sientes la necesidad de levantarte del sofá y volver a tu rutina de ejercicio, estás de suerte: Sí, se puede entrenar con gripe, siempre y cuando los síntomas sean moderados y no estés forzando tu organismo. Esto lo afirma el director de salud de Zagros Sports, Sergio Daza.

A continuación, explicamos brevemente los consejos que da Sergio para poder hacer ejercicio cuando se tiene gripe.

  • Reduce la intensidad del ejercicio o no entrenes cuando los síntomas sean más agresivos. Lo más importante es que el sistema inmune se recupere y no atacar a su rendimiento.
  • Tan importante es la actividad moderada como descansar. “Nos podemos aplicar la norma de aumentar progresivamente la intensidad a partir del cuarto día de gripe, suele ser entonces cuando la fiebre y los dolores han remitido. A pesar de ello, cada uno debe valorar cómo se encuentra antes de exigirle el máximo rendimiento a su cuerpo” afirma Sergio.
  • Si aparecen síntomas de fiebre, es que padeces gripe y no un simple catarro. Por lo tanto, evita ejercicios que impliquen demasiado esfuerzo y da descanso a tu sistema inmunológico para favorecer la recuperación.
  • Mantén tu cuerpo bien hidratado. “la gripe, al aumentar la temperatura corporal, provoca que el cuerpo se deshidrate mucho más rápido. Se debe mantener una buena hidratación durante todo el día y, en particular, antes durante y después del entrenamiento para evitar un proceso de deshidratación a causa del esfuerzo”.
  • No olvides añadir una capa de abrigo, sobre todo si el ejercicio se realiza en exteriores, para proteger zonas más expuestas al enfriamiento como el cuello. “Aun así, los días que se sufran síntomas como tos y secreción nasal es recomendable entrenar bajo techo”.

Sí, el descanso es el principal remedio para ayudar al cuerpo a recuperarse antes de los síntomas de la gripe y catarros. ¡Pero recuerda! El deporte ayuda a tu bienestar y a liberar hormonas como serotonina o endorfina, lo que provocará una mejora en tu estado de ánimo para afrontar el malestar.